Cubrebocas tardan 450 años en desintegrarse

Los cubrebocas desechables tardan 450 años en desintegrarse, según autoridades del medio ambiente en Bélgica